Montessori

María Montessori (31 de agosto de 1870 – 6 de mayo de 1952), fue una educadora, científica, médica, psiquiatra, filósofa y psicóloga que nació en Chiaravalle, provincia de Ancona, Italia, en el seno de una familia burguesa. Ella fue la primera mujer que ejerció la medicina en Italia.

A través de la observación científica, ella pudo ver cómo los niños en un ambiente libre de obstáculo y preparado con actividades y materiales para satisfacer cada una de las etapas específicas de su desarrollo, aprendían de una manera natural y espontánea.

La doctora Montessori continuó observando niños en todo el mundo, descubriendo que las leyes universales de desarrollo, que ella había reconocido, eran inherentes a todos los niños de todas las razas y culturas. El método de enseñanza Montessori es internacionalmente practicado y respetado.

Etapas a través de las cuales los niños van explorando su mundo en un aula Montessori:

  1. Comunidad Infantil: 1 año y 2 meses a 3 años. Una vez el niño camina, aproximadamente entre los 12 y 15 meses de edad, este puede ingresar a Comunidad Infantil en donde se promueve la psicomotricidad básica, la independencia y el desarrollo del lenguaje; teniendo en cuenta, de manera particular, el respeto a la personalidad. Las actividades se desarrollan en un ambiente social, diferente a la de un salón de clases regular. Los niños
  2. Casa de Niño: 3 a 6 años. Los niños a edad preescolar poseen, lo que la doctora Montessori llama ´mente absorbente`, que es la habilidad natural de poder adaptarse a su entorno (cultura y ambiente) aparentemente sin esfuerzo ni fatiga.
  3. Nivel Elemental (Taller): 6 a 12 años. En los Talleres 1 (Primero, Segundo y Tercer grado) y Taller 2 (Cuarto, Quinto y Sexto grado) los niños continúan la exploración de cada una de las áreas que le corresponden estuadiar en Primaria, las cuales son: Geografía, Biología, Historia, Lenguaje, Mate
    máticas, Ciencias, Música y Arte.

Los salones Montessori promueven un ambiente preparado donde los niños son libres de responder a su motivación natural de trabajar y aprender. El amor innato de los niños por conocer su entorno, encuentra satisfacción en la variedad de oportunidades para involucrarse espontáneamente en actividades significativas proporcionadas por un adulto y el ambiente motivador.

 

El ambiente preparado

Se refiere a un ambiente que se ha organizado cuidadosamente para el niño, diseñado para fomentar su auto-aprendizaje y crecimiento. En él se desarrollan los aspectos sociales, emocionales e intelectuales y responden a la necesidades de orden y seguridad. Las características de este Ambiente Preparado le permiten al niño desarrollarse sin la asistencia constante de un adulto

.

El diseño de estos ambientes se basa en los principios de simplicidad, belleza y orden. Son espacios cálidos, acogedores, pensados para desarrollar el lenguaje, amor a la naturaleza a través de plantas y animalitos, arte, música, libros, experimentos….

El salón es organizado en áreas de trabajo, equipadas con mesas adaptadas al tamaño de los niños y áreas abiertas para el trabajo en el suelo. Estanterías con materiales pertenecientes a dicha área de desarrollo rodean cada uno de estos sectores. Los materiales son organizados de manera sistemática y en secuencia de dificultad.

El Rol del Adulto

El rol del adulto en la Comunidad Montessori es guiar al niño y darle a conocer el ambiente en forma respetuosa y cariñosa. Ser un observador consciente y estar en continuo aprendizaje y desarrollo personal.

El verdadero educador está al servicio del educando y, por lo tanto, debe cultivar la humildad, para caminar junto al niño, aprender de él y juntos formar comunidad.

En una verdadera Comunidad Montessori siempre encontraremos maestros altamente preparados y conscientes del manejo efectivo del ambiente, donde podrán observar:

  • Personalización
  • Colaboración
  • Independencia
  • Orden
  • Concentración
  • Desarrrollo continuo de la disciplina interna
  • Salones con edades mezcladas (tres edades)
  • Iniciativa