Comunidad de Gracia

I-  Introducción:

Peces -Programa Educativo Cristiano Especializado-, Centro Montessori, nace en el año 2001 como una comunidad educativa privada sin fines de lucro orientada a la formación, instrucción y capacitación continua de maestros, padres y en especial nuestros niños.

Luego de 15 años al servicio de la educación cristiana y comprendiendo los tiempos de cambios socioculturales constantes en que vivimos, afianzamos nuestra visión, misión y valores en los principios bíblicos que han sostenido nuestra Comunidad de Gracia:

Declaración de Fe:

1. La escuela cree que la Biblia es la verdad inspirada, autoridad inerrante Palabra de Dios que guía nuestro quehacer diario. 2 Timoteo 3:16, 2 Pedro 1:21.

2. La escuela cree en un solo Dios, que existe en tres personas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.  Génesis 1:1, Mateo 28:19, Juan 10:30,37,38.

3. La escuela cree en la deidad de nuestro Señor Jesucristo, único mediador entre Dios y los hombres.  Juan 10:33 y 1 Timoteo 2:5.

4. La escuela cree que el hombre es pecador por naturaleza y necesita ser regenerado y reconciliado con Dios a través de Jesucristo por el poder del Espíritu Santo para  salvación y vida eterna.  Romanos 3:10,23 y Juan 3:16-19.

Filosofía Bíblica y Principios de Evaluación

Desde el inicio de la creación de Dios, Dios se ha mantenido evaluando todos los procesos realacionados con la vida humana.  En el libro de Génesis  vemos claramente cuando Dios terminaba su obra y dice la Palabra que El determinaba si era bueno, muy bueno o  bueno en gran manera.  De igual manera vemos a lo largo de toda la instrucción bíblica como Dios evaluaba el desempeño y la condición del corazón de sus hijos.

Dentro del contexto escolar cristiano es muy importante que los conocimientos transmitidos  desarrollen en los estudiantes la habilidad de pensar críticamente y actuar cristianamente procurando la formación de un carácter piadoso y agradable a Dios.   Por lo tanto, la institución cristiana trabaja con  diversos instrumentos y estrategias para evaluar tanto el desempeño de los docentes como de los estudiantes, ya que es necesario conocer el progreso paulatino que debe tener un estudiante durante todo su proceso educativo y asegurarse de que realmente el estudiante esté bien preparado para cumplir el propósito de su llamado en la tierra.

La evaluación constante tiene varios propósitos, pero un objetivo fundamental es identificar las habilidades específicas de los estudiantes y detectar las necesidades académicas, conductuales o afectivas/espirituales donde es necesario reforzar.  Lo que se persigue es mejorar el proceso de la enseñanza y el aprendizaje, por lo tanto la evaluación bíblica en la escuela cristiana se debe hacer a la manera de Dios, quien en su infinito cuidado y amor nos evalúa todo el tiempo en el transcurso de la vida a través de la exposición misma de su Palabra la cual nos permite conocer cuáles son nuestras propias debilidades y fortalezas y poder trabajar para superarlas en el tiempo.

En la escuela cristiana el maestro realiza una evaluación continua, constante, dinámica, utilizando diferentes herramientas, recursos y estrategias, llevando al aprendiz a asumir  la responsabilidad de autoevaluarse y comprometerse a mejorar áreas de su vida personal, actitud que todo creyente debe asumir (2 Timoteo 4:2).

De hecho la evaluación no es un objetivo final como muchos asumen, es un medio para llegar a las metas y mejorar drasticamente la práctica educativa y formativa de la escuela.  La evaluación bíblica debe llevar al estudiante a responder como imagen de Dios y demostrar gracia, misericordia y redención a través de su proceso formativo dentro y fuera de la escuela cristiana.

Dios entiende que nosotros aprendemos de manera distinta.  El nos evalúa de diferentes maneras a lo largo de nuestra vida y la evaluación en el aula es más que necesaria,  es saludable, según nos muestra la Escritura en las porciones de Juan 6:6, Éxodo 16:4, Malaquías 3:10 y es parte vital del proceso redentor del hombre según vemos en Éxodo 20:20 y es además una forma de rendir cuentas, lo cual es absolutamente necesario según Deuteronomio 8:16 para todo proceso de crecimiento y desarrollo humano de forma integral, equilibrado y saludable, objetivos que perseguimos todos los educadores, padres y maestros (Salmos 26:2).

Pretendemos guiar a los estudiantes a niveles más altos de pensamiento, que desarrollen la capacidad de razonar a la luz de la Verdad Bíblica por encima de la fuerte corriente cultural relativista que el Post-Modernismo ha infiltrado de manera sutil  e intencional.  Por lo que enseñaremos desde una Cosmovisión Cristocéntrica que afecte al estudiante de manera integral para que pueda desaparecer la brecha entre la razón y la fe,  que aprendan a  tomar decisiones sabias apegadas a los principios bíblicos, que aprendan a discernir, identificar los tiempos y desarrollen la mente de Cristo. En fin que aprendan a nadar contra de la corriente……….

II- Información General:

Peces está conformado por una Junta Directiva y un Equipo de Coordinadores, quienes dirigen los equipos de trabajo en el área administrativa, Preescolar, Primaria, el Departamento de Orientación, el Departamento de Educación Artística y Psicomotricidad y una Asociación de Padres y Madres, representada por un Comité de Padres.  Cada salón tiene un padre delegado encargado con el que las familias pueden canalizar información, sugerencias o inquietudes.

 

Nuestro centro educativo es miembro activo de ACSI  (Association of Christian School International), de donde recibimos entrenamiento y asesoría.